Grandes éxitos de todos los tiempos (17) ‘Purple Rain’ (Prince)

prince

Y nos sigue acompañando la tristeza: hoy, la pérdida de Prince, uno más de nuestros referentes musicales. En este 2016, tremendamente aciago con los músicos tras la muerte de David Bowie, Glenn Frey y Merle Haggard, Prince se nos mostraba pletórico en su últimas actuaciones. Los pasados días 25 y 26 de marzo realizó dos clamorosos shows en Toronto, en los que interpretó 57 canciones, dos encores y un rendido homenaje a Bowie interpretando ‘Heroes’. No obstante, el viernes pasado día 15 fue ingresado de urgencia y dado de alta poco después; aún así tuvo la fuerza para asistir a una fiesta y demostrar que se encontraba en forma; sin embargo, hace tan solo un par de horas se ha conocido la triste noticia de su fallecimiento.

Sería difícil escoger solo una canción entre su inmenso catálogo. Tras su bombazo ‘Purple Rain’ en septiembre de 1984, tanto el single como el álbum me llegaron a impactar de forma brutal: su obra cargada de tórrido contenido sexual me hizo seguirle la pista durante muchos años; en concreto hasta 1991, en el que disfruté sobremanera su excelente ‘Diamond and Pearls’. Después, reconozco que sus problemas con su compañía discográfica Warner -que presionó a muchas otras para que no fichasen a Prince-, coincidió en una época en la que yo andaba por otros derroteros musicales, por lo que perdí su rastro musical durante varios años.

‘Purple Rain’ -dedicada a su padre, a su entonces novia Apollonia y también a algunos de sus miembros de su banda- fue escrita para el filme homónimo, y llegaría a convertirse en el tema más emblemático de toda su discografía

Qué mejor tema para ilustrar mi serie de grandes éxitos de todos los tiempos que su fenomenal ‘Purple Rain’, la canción que en estos momentos (en los que escribo estas líneas) está sonando en radio y televisión, con tal profusión que como a mí, creo que también erizará la piel a muchos de sus aficionados.

‘Purple Rain’ -dedicada a su padre, a su entonces novia Apollonia y también a algunos de sus miembros de su banda- fue escrita para el filme homónimo, y llegaría a convertirse en el tema más emblemático de toda su discografía. Con la interpretación en directo de ‘Purple Rain’, Prince llegaba al clímax en todos sus conciertos: su poderío vocal e instrumental alcanzaba su punto álgido en el épico solo de guitarra que el genio de Minneapolis imprimía a su tema. El single alcanzaría el segundo puesto de las listas americanas, el octavo en las británicas, y un rotundo número uno en las holandesas.

No sé si Stevie Nicks sigue recordando con nostalgia el día que Prince le envió una casete solicitándole su voz para la grabación de ‘Purple Rain’. Como el tema era prácticamente instrumental con solo unos pocos canturreos de Prince, Stevie le llamó y le dijo que no sabía por dónde comenzar. Aunque lo cierto, es que en 2013, la propia Stevie relató el motivo por el que rechazó colaborar en la canción: «Su cordialidad ofreciéndome el casete fue enorme y todo un detalle por su parte, pero creo que también le hubiera gustado un romance conmigo».

Sea como fuere, a buen seguro Stevie está ahora -como nosotros- llorando lágrimas púrpuras mientras escucha ‘Purple Rain’.

Texto y caricatura – Juan Manuel Escrihuela®