Grandes éxitos de todos los tiempos (19) ‘Take Me Bad ‘Ome’ (Slade)

slade

En 1972 mi amigo Francisco y yo nos hallábamos entregados a la T. Rexmania; pero no por ello dejábamos de escuchar la radio, y por norma general nos gustaban muchas canciones que sonaban en aquellos días inolvidables. Debió de ser más o menos por otoño de ese año, cuando un día Francisco se presentó con el single ‘Take Me Bak ‘Ome’ de una banda llamada Slade, disco que llegaba a España avalado por el segundo número 1 que el combo había conseguido en las listas británicas, en julio de 1972.

El grupo, por supuesto, ya lo conocíamos porque aparecía en muchos artículos de los periódicos musicales británicos que comprábamos en la Rambla de Canaletas. Rotativos del calibre de Melody Maker, New Musical Express, y Sounds. Sin embargo habíamos escuchado muy pocas canciones de Slade; formación compuesta –por entonces– por Noddy Holder a la voz solista y guitarra; Jim Lea al bajo, violín, piano y coros; Dave Hill a la guitarra solista y coros; y Don Powell a la batería, y a juzgar por las fotos que ilustraban los semanarios citados, parecían pasárselo requetebién en sus actuaciones.

Una banda que compitió sanamente en las listas con T. Rex
en su lucha por alcanzar el puesto de honor

Estaba claro que como todos nuestros discos de T. Rex, aquel single de Slade lo llegamos a escuchar hasta la saciedad, por lo que fue amortizado a base de bien: un gran tema de rock con intro de pedorreta a cargo de Noddy, seguido de su voz contundente; batería de ecos lejanos y enérgicas guitarras y bajo que construyen un muro sonoro inolvidable: un efectivo conglomerado que se complementaba con la “sana” costumbre que iniciaron el año anterior, 1971, la de escribir mal los títulos de sus canciones: algo que llevaba de cabeza a los profesores de media Inglaterra, y que les convirtió en auténticos «insurrectos».

Si tenemos en cuenta que sus dos anteriores singles, ‘Coz I Luv You’ y ‘Look Wot You Dun’, eran temas de corte melódico, con ‘Take Me Back ‘Ome’, se desmelenaron y ascendieron al Olimpo de los grupos a tener muy en cuenta. Una banda que compitió sanamente en las listas con T. Rex en su lucha por alcanzar el puesto de honor: lo mismo que habían experimentado Beatles y Stones en la década anterior. A partir de ‘Take Me Back ‘Ome’, Slade llegó a una nueva audiencia, y en todas sus explosivas presentaciones en directo, el curiosos corte de pelo de Dave Hill (con incipiente calvicie) competía con el poderío vocal de Holder, quien parecía cantar desde lo más profundo de sus entrañas.

Texto y caricatura – Juan Manuel Escrihuela®