Tu web de vinilos musicales, blog y podcasts.

Grandes éxitos de todos los tiempos (84): ‘Family Affair’ (Sly & The Family Stone)

By on Sep 19, 2018 in Castellano, Entradas blog | 0 comments

slufamilystone

Sly & The Family Stone

Grandes éxitos de todos los tiempos (84): ‘Family Affair’ (Sly & The Family Stone)

Lo único que hay que hacer para que una grabación resulte perfecta es, sobre todo, confiar en lo que haces, pero Sly Stone, la verdad es que él no lo tenía nada claro. En 1971 su adicción con la cocaína y el alcohol le estimulaban lo suficiente como para pasarse hasta tres días en su estudio en el 783 de Bel Air Road, y también en los Record Plant (ambos en Los Ángeles) sin pegar ojo, y entre registro y registro, unos cuantos revolcones con las muchachas a las que invitaba a las sesiones de grabación, a las que sugería si querían aparecer en el disco (‘There’s A Riot Goin’ On’) en el que estaba trabajando entonces. Como podrás imaginar, la mayoría de chicas no tenían ni idea de cantar, así que las grabaciones que Sly efectuó de cada una de ellas, eran borradas a renglón seguido. Todo un elemento este Sly, ¿no? 

Bien, la cosa es que a la hora de grabar ‘Family Affair’, el tema que hoy me ocupa, Stone prescindió de su grupo de acompañamiento, encargándose de tocar él mismo teclados, guitarra, bajo, y una ‘Maestro Rhythm King 1’, una caja de ritmos que se convirtió en una de las primeras en aparecer en un disco, ofreciendo un abanico de posibilidades a otros artistas, y a la música que haría bailar a medio planeta pocos años después: el boom de la música disco.

Pero hay todavía más. Para redondear su voz solista, Sly invitó a su hermana Cynthia Rose que cantó la línea del título con sus manos ahuecadas para ofrecer cierta conmoción en su interpretación. Y como a Sly no le parecieron suficientes todos los instrumentos que él mismo registró en el tema, estimuló a sus amigos Bobby Womack (que se encargó de la guitarra rítmica tocada a través del pedal wah-wah), y Billy Preston (que tocó una pista de piano adicional), que redondearon una canción que ya de por sí era perfecta, aunque como comentaba líneas más arriba, Sly no las tenía todas: tuvieron que ser sus managers J. B. Brown y Hamp ‘Bubba’ Banks, junto con el ejecutivo de Epic Records, Stephen Paley, quienes le convencieron de que ‘Family Affair’ debía editarse en single.

 

Como era de esperar, el 28 de noviembre de 1971, ‘Family Affair’ con su primordial ritmo sincopado de funky y pop, y el mensaje angustiado en la voz de Sly, alcanzaba un rotundo número 1 en los Billboard’s Hot Top 100 charts.

 

La letra de ‘Family Affair’ es lo suficiente misteriosa como para haber sido objeto de múltiples lecturas, tanto por la crítica como por el público. Preguntado por la revista Rolling Stone, Sly dijo: “Mi canción es sobre un asunto de familia, ya sea por un proceso genético o por una situación en el medio ambiente”. Algo de cierto había en su declaración, si bien, hubo otros ingredientes más turbios que incluiría en el texto. Por un lado, la vida de Sly le había llevado a gastar dinero (sobre todo en drogas y alcohol) de forma tan abusiva que un día al llegar a casa de sus padres -después de una gira- su madre le miró y comenzó a llorar. Aquel momento triste lo plasmó en ‘Family Affair’: “Un niño crece para ser / alguien a quien le encanta aprender / Y otro niño crece para ser / alguien a quien te encantaría castigar / Mamá ama a los dos (alusión a su pobre madre: ¿qué podía hacer ella por su hijo?) / Ves, está en la sangre / ambos niños son buenos para mamá / La sangre es más gruesa que el fango”. Significativa y efectiva es la forma como Sly acompaña a su hermana en el estribillo final “Es un asunto de familia / es un asunto de familia/…/ “ con unos chillidos (“Hah Ahh Oow”) que son la variación de un niño llorando. Por otro lado, hubo quien aseguró que ‘Family Affair’ fue escrita por Sly en respuesta a las demandas hechas por grupos nacionalistas negros como los Panteras Negras que no aprobaban su sensibilidad integracionista, y exigieron a Stone sustituir a Gregg Errico y Jerry Martini (los dos miembros blancos del grupo) por instrumentistas de color. Recordemos que la formación Sly & The Family Stone integraba miembros blancos y negros por igual, y mujeres del mismo modo que hombres.

Como era de esperar, el 28 de noviembre de 1971, ‘Family Affair’ con su primordial ritmo sincopado de funky y pop, y el mensaje angustiado en la voz de Sly, alcanzaba un rotundo número 1 en los Billboard’s Hot Top 100 charts.


Texto y dibujo – Juan Manuel Escrihuela®

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.