Tu web de vinilos musicales, blog y podcasts.

Grandes éxitos de todos los tiempos (87): ‘Penny Lane’ (The Beatles)

By on Oct 10, 2018 in Castellano, Entradas blog | 0 comments

thebeatles

The Beatles

 

Grandes éxitos de todos los tiempos (87): ‘Penny Lane’ (The Beatles)

 

Estoy completamente de acuerdo con el recordado George Martin: los temas ‘Strawberry Fields Forever’ y ‘Penny Lane’ deberían de haberse incluido en el álbum ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’, ya que el contexto de las mismas, encajaba a la perfección en la amalgama de canciones y sonidos que conformaron un disco que en un principio iba a denominarse ‘One Down Six To Go’, y que llegaría a ser considerado la obra cumbre del cuarteto de Liverpool; amén de conseguir cuatro premios Grammy: al mejor álbum, mejor interpretación, mejor portada y mejor grabación de estudio.

Ayer mismo, día 26, se cumplieron 50 años de la publicación en Gran Bretaña de ese mítico álbum Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band; sin embargo sería la fecha del 1 de junio de 1967 la que se consideraría como oficial, al editarse en la mayoría de países (incluido España). 

Con una lujosa publicación que incluía textos y hasta unos recortables que te convertían en un sargento bigotudo, el álbum alcanzaría el número 1 de las listas, el 31 de mayo; tan sólo cinco días después de haberse editado, permaneciendo en ese privilegiado lugar durante veintidós semanas consecutivas. También sería uno de los primeros discos en el que las canciones iban enlazadas la una con la otra, sin espacios entre tema y tema. Y es aquí donde radica el hecho de que temas como los mencionados ‘Strawberry Fields Forever’ y ‘Penny Lane’, hubieran representado el broche perfecto para un disco sin fisuras en el que todas sus canciones rememoran de una forma u otra el Liverpool natal de John, Paul, George y Ringo. Pero, el hecho de que ambos temas fueran publicados en formato single el 17 de febrero de ese mismo año 1967, al parecer, restó interés comercial a que fuesen de nuevo incluidas en el álbum ‘Sgt. Pepper’s’. 

 

La canción evoca los recuerdos que Paul guardaba de su adolescencia, citando algunos de los establecimientos (la barbería todavía sigue en pie) que se encontraban en esa calle; sin olvidar los primeros escarceos con las chicas

 

Tras el asesinato de Lennon, creo que se ha hablado con rigor y hondura de su ‘Strawberry Fields Forever’, pero, hoy, no es el caso, porque mi intención es de hablar sobre ‘Penny Lane’. La historia de cómo Paul finalizó su composición ‘Penny Lane’, es de lo más significativa en cuanto al afán de éste en insertar en sus canciones los más diversos instrumentos; de esta forma, los arreglos que él mismo proponía, adornaban todas sus composiciones. Cuentan que McCartney se obsesionó tanto con su ‘Penny Lane’, que una noche viendo en la televisión el concierto de Brandemburgo nº 2 en Fa mayor de Bach, interpretado por la New Philharmonic Orchestra de Londres y la English Chamber Orchestra de Guildford que estaba siendo retransmitido en directo por la BBC, quedó gratamente impresionado por el sonido de una trompeta piccolo tocada por un tal David Mason. Al día siguiente, y ante la solicitud de McCartney, Mason recibió una llamada de George Martin, que le invitaba (17 de enero de 1967) a una sesión en los estudios Abbey Road que completaría las grabaciones iniciadas el 29 de diciembre del año anterior. Martin relató en su día la sencillez con la que trabajaba con McCartney: “No había partitura, Paul silbaba las notas y yo las escribía en el pentagrama para el trompetista David Mason. 

La canción evoca los recuerdos que Paul guardaba de su adolescencia, citando algunos de los establecimientos (la barbería todavía sigue en pie) que se encontraban en esa calle; sin olvidar los primeros escarceos con las chicas: “Metimos alguna broma en la canción, algo de sexo”, recuerda McCartney. En efecto, lo del “pastel de dedo” (finger pie), era un viejo argot picarón de los niños de Liverpool; así como la referencia fálica del bombero que mantenía limpia su manguera contra incendios. Muchos años después, Paul retomaría la filosofía del hombre que lucha contra -cierta clase de fogosos deseos- los incendios, en su alter ego The Fireman (El bombero). 

Como complemento de promoción de ‘Penny Lane’ se filmó un pequeño corto en el East End londinense y en el Knole Park en Sevenoaks, al que se le añadieron diversas escenas rodadas en Liverpool. 


Texto y dibujo – Juan Manuel Escrihuela®

 

 

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.