Tu web de vinilos musicales, blog y podcasts.

Grandes éxitos de todos los tiempos (90) ‘Show Me The Way’ (Peter Frampton)

By on Nov 7, 2018 in Castellano, Entradas blog | 0 comments

peterframpton

Peter Frampton

 

Grandes éxitos de todos los tiempos (90) ‘Show Me The Way’ (Peter Frampton)

 

En el verano de 1976 no había una estrella del rock que brillase tanto como Peter Frampton: en casi todos los tocadiscos de Estados Unidos sonaba su doble álbum ‘Frampton Comes Alive!’. Hasta ese momento había sido un largo y tortuosos camino, pero Peter estaba -tarde o temprano- predestinado a ser famoso. Con dieciséis años abandona la Bromley Technical High School en 1966, en la que su padre, Owen, impartía clases (también había sido profesor de David Bowie). Estoy seguro que a su progenitor no le gustó nada que su hijo cambiase los estudios por la guitarra. Pero lo dicho: su suerte estaba echada, y Peter no tardaría en sorprender con sus habilidades con la guitarra y el piano, instrumentos que dominaba cuando se unió al grupo The Herd, con los que llegó a compartir escenario en el teatro Saville de Londres con el mismísimo Jimi Hendrix, el 8 de octubre de 1967. 

Frampton era muy fotogénico, por lo que los managers de la banda le obligaron a cantar. Él se quejó, aduciendo que era tan solo guitarrista, pero donde mandan los patrones, no mandan los marineros, perdón, los guitarristas, así que Frampton tuvo que cantar. Y lo hacía también, que ayudado de su cara angelical, en 1968, la revista musical para adolescentes Rave, le apodó en uno de sus números como “The Face of ’68” (La cara del ’68). Peter no quería ser un ídolo de jovencitas, por lo que a comienzos de 1969, Frampton abandona a The Herd (el rebaño) para unirse a Steve Marriott que acababa de dejar a los Small Faces, y había formado un nuevo grupo denominado Humble Pie. 

Después de cinco álbumes con Humble Pie, y de haber realizado grabaciones de sesión con artistas de la talla de George Harrison, Ringo Starr, Jerry Lee Lewis, Harry Nilsson, y Jim Price, entre otros, Frampton dimitió de Humble Pie, ya que sus baladas y material más o menos melódico no encajaban en el sonido contundente del grupo. 

 

El éxito de ‘Frampton Comes Alive!’ le llevó a la portada de Rolling Stone, en una célebre foto sin camisa, de la que Peter renegó tiempo después, porque cambió su imagen como artista creíble por la de un ídolo para adolescentes

 

Decidido a comenzar una nueva carrera en solitario, su debut, el álbum ‘Wind of Change’ (1972), con participación de Ringo Starr y Billy Preston, pasó sin pena ni gloria. Con el resto de álbumes, Peter tampoco tuvo mucho éxito: la recepción a la música de Frampton tanto en Gran Bretaña como en América fue bastante tibia. Afortunadamente, Frampton encontraría su camino correcto en 1975, tras una serie de conciertos al otro lado del atlántico, de los que deslumbraría el realizado en el Winterland Ballroom, en San Francisco, con el que se sentaría la base para gestar su millonario doble álbum en vivo ‘Frampton Comes Alive!’. Este disco en directo llegaría a las tiendas en enero de 1976, debutando en las listas el 14 de febrero en el número 191, consiguiendo llegar el 10 de abril al número 1 del Billboard yanqui, y en pocos meses se conocería la agradable noticia de que el álbum había vendido más de quince millones de copias alrededor del mundo. 

El éxito de ‘Frampton Comes Alive!’ le llevó a la portada de Rolling Stone, en una célebre foto sin camisa, de la que Peter renegó tiempo después, porque cambió su imagen como artista creíble por la de un ídolo para adolescentes. Cierto, porque lo que primaba era su arte con la guitarra, y aquella foto le conllevó que los críticos que habían alabado su ‘Frampton Comes Alive’, ahora dudaban de si Frampton era un ídolo prefabricado. 

Pero vayamos al disco. El doble álbum incluye temas importantes como ‘It’s a Plain Shame’, ‘Do You Feel Like We Do’, ‘Baby, I Love Your Way’, y ‘Show Me the Way’. Estas dos últimas habían aparecido en ‘Frampton’, su anterior álbum de estudio de 1975, y en formato single (sin ninguna repercusión), por lo que las nuevas versiones en directo de esos dos temas se convertirían en piezas imprescindibles de las pistas de bailes y, también de los guateques caseros. 

Peter había compuesto ‘Baby, I Love Your Way’ y ‘Show Me the Way’ en 1974, durante una larga estancia en las Bahamas, dedicándoselas a Penny McCall, por entonces su pareja, después de haberse divorciado de su esposa Mary Lovitt. En ‘Show Me the Way’, escrita en veinte minutos, Peter utilizó el Talk Box, un pedal para guitarra acoplado a una boquilla del micrófono, por el que soplando y gesticulando se consigue resaltar las notas y punteos de la guitarra. El Talk Box había sido inventado por Bob Hulzon, poco después lo patentaría Bob Heil, quien en 1973 le regalaría uno a Frampton como regalo de navidad. 

A lo largo del resto de 1976, ‘Frampton Comes Alive!’ continuó en lo alto de las listas de medio mundo. Peter recibió casi un millón de dólares en concepto de royalties (que Penny casi se pulió en fiestas y desmadres, y de la que Peter también se separaría), e impulsado por su manager Dee Anthony, y el afamado promotor neoyorquino, Frank Barsalona (sí, has leído bien: Barsalona) llegó a actuar hasta siete noches a la semana, por lo que Frampton entró en un terreno peligroso, al intentar mantener la fatiga con grandes dosis de cocaína y licor. Al final de ese verano -de nuevo, ante la insistencia de su representante- Peter comenzó a regañadientes a grabar otro álbum.


Texto y dibujo – Juan Manuel Escrihuela®

 

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.