Tu web de vinilos musicales, blog y podcasts.

Grandes éxitos de todos los tiempos (93): ‘Heart Of Glass’ (Blondie)

By on Dic 19, 2018 in Castellano, Entradas blog | 0 comments

blondie

Deborah Harry de la banda Blondie

 

Grandes éxitos de todos los tiempos (93): ‘Heart Of Glass’ (Blondie)

A la todavía hoy rubia y sexy Deborah Harry (Miami, 1945) nunca le importó que su ‘Heart of Glass’ se convirtiese en una polémica canción: su sonido disco le acarreó una nauseabunda visión de comercialidad para muchos de sus seguidores. No olvidemos que por aquellos días (enero de 1979) Blondie era una de las bandas más importantes de la escena underground del punk que se cocía en Nueva York. Así que algunos de sus fans más indignados les dedicaron el duro apelativo: “¡sois unos vendidos!”, mientras que también otros grupos de la escena neoyorquina les dieron la espalda acusándoles de someterse al mercantilismo de las discográficas. Pero como apuntaba antes, Blondie como grupo pasó olímpicamente de las diatribas y aprovecharon las mieles del triunfo de su canción; bueno, habría que aclarar que al principio no todos los miembros del grupo lo tuvieron claro: Clem Burke, el batería, después de que se organizara en Chicago una quema de discos de los dedicados para pista de baile -incluido ‘Heart of Glass’-, se negó a tocarla en directo. Pero cuando ‘Heart of Glass’ alcanzó el éxito a ambos lados del Atlántico, Burke rectificó: “Creo que tendré que hacerlo”.

Debbie Harry y Chris Stein (que se casaron más tarde) escribieron la primera versión de esta canción a principios de 1974, poco después de su primer encuentro, cuando Debbie era parte del trío vocal The Stilettos con Amanda Jones y Elda Gentile. Pocos meses después, en julio de 1974, Harry abandona a sus compañeras, y junto con Stein (guitarra) forma un nuevo grupo que para finales de ese año ya se le conoce como Blondie, con Clem Burke (batería), Gary Valentine (bajo) y Jimmy Destri que se incorporaría en noviembre de 1975 a los teclados. Como no tenían un título apropiado para ‘Heart of Glass’, se referirían a ella como “The Disco Song”. Debbie explicaría en el programa ‘Words & Music’ el significado de la canción: “Líricamente, era sobre un acosador que me perseguía, y Chris me salvaba de él.”

 

La letra de ‘Heart of Glass’ también tuvo sus modificaciones, aunque no varió su pronunciado lamento sobre un amor perdido. En un principio el texto y la primera versión decían: “Una vez tuve un amor, duró muy poco”, y en el último estribillo, y para rimar, Debbie canta “Pronto resultó ser un dolor en el culo”

 

Con ligeros retoques encantadores como el que el teclista Jimmy proporcionó con su sintetizador, y con cierto aire de temas como ‘Lady Marmalade’ y ‘I Feel Love’ (que solían tocar a su manera en sus conciertos), no sería hasta que la grabaron en 1978 que a Stein se le ocurrió el título de ‘Heart of Glass’: al parecer nada que ver con la película alemana de 1976 de mismo nombre dirigida por Werner Herzog.

La letra de ‘Heart of Glass’ también tuvo sus modificaciones, aunque no varió su pronunciado lamento sobre un amor perdido. En un principio el texto y la primera versión decían: “Una vez tuve un amor, duró muy poco”, y en el último estribillo, y para rimar, Debbie canta “Pronto resultó ser un dolor en el culo”. Esta es una línea clave en la canción, ya que la cantante se ha dado cuenta de que su relación amorosa acarrea más problemas de lo que vale (vamos, como si te hubiera salido un grano en el culo), y que su corazón de vidrio podría ser más duradero de lo que ella pensaba. 

Lamentablemente, ni en la radio estadounidense ni la BBC británica estaban dispuestos a emitir la canción con aquella línea “impúdica”. Así que se envió a las emisoras de radio con la línea ofensiva sustituida por “pronto resultó que tenía un corazón de vidrio”, y, de esta forma, nada impidió que ‘Heart of Glass’ alcanzase el número 1 de las listas americanas y británicas a finales de 1979, y también las de medio mundo que se rindieron al encanto de la guapa rubita Debbie, a la que la prensa musical denominó la ‘Marilyn Monroe del punk rock’. Desde entonces, Debbie, la cantante más sexy del mundo pasó a ocupar la portada y posters centrales de cientos de revistas musicales para deleite de sus fans más tenaces y comprensivos. 

 


Texto y dibujo – Juan Manuel Escrihuela®

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.