‘Imagine’ de John Lennon – Una entrevista onírica. Programa #117

'Imagine' de John Lennon - Una entrevista onírica con Antonio Benete. Programa #117

John Lennon, músico, activista, pacifista y sobre todo un genio al que un enajenado mental le arrebató la vida a la temprana edad de 40 años.

Después de finalizar su contrato discográfico con EMI, John Lennon decidió alejarse totalmente de la música para criar a su recién nacido hijo Sean.

Debido a la vorágine del éxito y la fama con The Beatles, se había perdido la infancia de su primer hijo, Julian.

Durante este tiempo, siguió componiendo.

En 1980, había vuelto ilusionado a grabar el que sería su álbum póstumo ‘Double Fantasy’, y tras su salida al mercado, continuó la grabación de nuevos temas, canciones que verían la luz en 1984 en un disco llamado ‘Milk and Honey’.
John Lennon fue asesinado a las puertas de su domicilio en el edificio de apartamentos Dakota, frente a Central Park en Nueva York.

Mark David Chapman, un fan de Hawai, se trasladó a Nueva York tras la estela del músico.

Lo había esperado varias veces en el portal del Dakota, llegando a hablar con él y solicitarle un autógrafo.

El lunes 8 de diciembre de 1980, Mark David, abordó a John Lennon y Yoko Ono y le tendió el disco ‘Double Fantasy’ para que se lo firmara.

La casualidad hizo que un periodista que se encontraba en el lugar le hiciera una foto firmando el disco, en la que se ve a JohnLennon con su asesino, su última instantánea con vida.

John y Yoko se dirigieron como cada tarde a los estudios Hit Factory, para editar y grabar los nuevos temas.

Chapman espero impaciente con su disco firmado a que el matrimonio regresara a casa.

Alrededor de los 10 y 50 minutos de la noche, cuando se bajaron del coche y se dirigían hacia la puerta principal saludando al portero, una voz hizo que John se parara: “Señor Lennon, Señor Lennon”.

En ese momento Mark David Chapman disparó cinco tiros al músico, de los que cuatro impactaron en la espalda y otro en el hombro izquierdo, en el suelo quedaron las gafas de John Lennon ensangrentadas.

Fue trasladado al cercano Hospital Roosevelt, donde ingresó cadáver a las 11 de la noche.

Su asesino se quedó sentado en el lugar del crimen esperando su detención.

El álbum firmado lo había arrojado tras unos matorrales, que un policía hallo cuando recogía los casquillos del revolver.

Al día siguiente Ono emitió una declaración: “No hay funeral para John, amaba y rezaba por la vida humana, por favor hagan lo mismo por él.”

Su cuerpo fue incinerado en el Cementerio Ferncliff de Nueva York y sus cenizas esparcidas en Central Park, donde posteriormente se creó el monumento conmemorativo Strawberry Fields.

Han surgido muchas teorías sobre su asesino que contradicen que fuera una persona con problemas psiquiátricos o que se tratase de un fan obsesionado, entre ellas la más comentada y que con el paso del tiempo ha adquirido mayor verosimilitud, apuntan a que Chapman era en realidad un agente contratado por la CIA para ejecutar a John Lennon.

Recordemos que la figura del músico resultaba incómoda para el gobierno americano a raíz de su activismo y protestas contra el sistema capitalista, sumando adeptos y haciendo tambalear la estabilidad del orden y la imagen del país.

¿Quieres seguir viendo
el resto de contenido?
Entra a tu cuenta o Suscríbete, es gratis.

Antonio Benete

Antonio Benete

Locución y guión

Carlos Buendía

Carlos Buendía

Técnico de sonido

Isidro Soria

Isidro Soria

Diseño gráfico